sábado, 31 de diciembre de 2011

Año nuevo, vida nueva.

El año está por terminar; estamos a solo un par de horas para que comience un nuevo día, un nuevo mes, un nuevo año. No solamente ha pasado un año desde que comencé este proyecto que pretendía mostrar muchas cosas de mi y uno que otro pensamiento suelto, sino también han pasado muchas cosas que tengo que tachar como también rescatar que han permitido que el día de hoy haga un breve pero merecido reconocimiento en este humilde espacio, donde apenas yo y unos cuantos más lectores revisan y siguen mis sencillas palabras.

No puedo comenzar esto sin antes agradecer a varias personas que me permitieron llegar hasta donde estoy el día de hoy.

Que puedo decir: a Fito por haberme mostrado la gran oportunidad de lo que es expresar nuestra visión de vida por medio de un espacio virtual como este: es como Desde mi Oscuro Rincón fue que emprendí con una idea loca llamada el retrato de Dorian Gay, además de ver como alguien puede emprender ideas y proyectos y luchar por ellos pese a algunas adversidades. Te felicito Fito pues ahora estas lejos, pero no sabes cuan importante es tu apoyo y tus sabias palabras.

También tengo que rescatar a Rafael: este personaje que ya casi conozco un año me permitió ver que realmente se puede triunfar en esto, si se propone perseguir y luchar por los sueños. Tal vez fue mi apoyo más grande en las decisiones más importantes tomadas en este año; el entrar a trabajar con esta entidad del estado y el haber tomado la opción de independizarme. Gracias por esos espacios que hemos compartido y por los que seguiremos compartiendo ya que estamos más cercanos, por tus sabias palabras y por esos deseos que solo un amigo me puede brindar. Y bueno, con el también conocí a Fernando, un gran amigo que también he tenido un poco descuidado, pero que también entiende y apoya muchas de mis decisiones. A ellos, muchas gracias.

A John y a Darío, ellos son los personajes que se animaron a acogerme en su morada y eso que la propuesta ya estaba hecha desde hace casi tres años atrás. Me siento muy feliz pues son esas personas que conocí casi desde que me embarqué en el mundo de la homosexualidad y son un buen ejemplo a seguir. Desde que recuerdo, siempre los he visto felices, así como los vi esa primera vez, lo veo el día de hoy; siempre sonrientes, siempre alegres. Ellos me permitieron creer en esto, pues me han guiado y me cogieron de la mano para mostrarme con calma y sin premura lo que es el mundo gay. Ahora, ya que vivo con ellos, les agradezco que hayan sido los primeros que me brindaron la oportunidad de darme un espacio de independencia.

Ahora, este año particularmente fue de muchos compañeros que conocí en un pequeño espacio que quedaba ubicado en San Diego y que después se trasladó hasta el corazón de Chapinero. A todos ellos, los amigos y compañeros de ColombiaBear, me mostraron un lado agradable al conocer muchos perfiles, muchas personas tan diferentes, muchos pensamientos, muchos estilos de vida, pero todos unidos bajo el mismo concepto de fraternidad. Es ese agrado con el que puede uno ir y sentirse tranquilo pues muchos te conocen y no te puedes sentir como en un montón de extraños, es una sensación agradable. Me agradaría poder trascender de ese espacio para conocerlos mejor; la tarea ya empezó con algunos y ojalá este año permita que siga siendo así. Es una linda oportunidad de compartir con varias personas en un grupo donde tenemos un gusto común.

También compartí con un grupo llamado los CubRockerz donde pude conectarme más con mi gusto con la música Rock y con gente que también sabe mucho al respecto. Muchas de estas personas las conocí por un espacio virtual, a otros tengo la oportunidad de conocerlos en persona y es un proyecto que es interesante: lástima que la administración del grupo gire en torno a una persona que tal vez quiera de esto un proyecto de índole privada por lo que se reserva un “derecho de admisión”. Tuve problemas con uno que otro personaje que valoré y consideraba mis amigos, pero eso también me sirvió de lección. Esto me enseño que una amistad realmente se cultiva y no se exige y que no podemos confiar del todo en las personas si sabemos que estas claramente no son personas de fiar. ¡Ah, que idiota soy a veces!, pero eso no son penas, dicen por ahí.

Y no podía dejar de lado a mis lectores: jajaja, sé que serán pocos, pero son mis lectores. Gracias pues este espacio también es para ustedes, las críticas y sugerencias recibidas son bien atendidas y claro, ahí estoy pendiente de cualquier apunte que realicen. Y bueno, las demás personas con las que compartí este año, son varias, este año si puedo decir que conocí mucha gente y muchos quedaron en un buen recuerdo y otros todavía con los que puedo charlar pues que gracias por los espacios compartidos conmigo.

Ahora bien, ya que agradezco con emoción a ellos, también resalto mis logros y fracasos de este año.

Como sabrán, me independicé hace poco tiempo, ese propósito que me planteé desde hace un año exactamente hace poco lo hice realidad. Ya tuve la oportunidad anteriormente de expresarme al respecto y hoy ya tres semanas viviendo fuera de casa me he sentido muy alegre por haber realizado y cumplido esta promesa que me hice a mi mismo. También logre un excelente trabajo que por supuesto me permitió tomar la decisión que nombré anteriormente.

Emotivamente no fue un año próspero que digamos: dos intentos de relación que yo mismo clasificaría como fallidas es una estadística que este año tengo que estar más pendiente de lo que yo quiero con mi vida sentimental. No me puedo proponer ser feliz con alguien, pero si tal vez el tomar mejores medidas al momento de conocer a alguien y así cerciorarme de que si eso es realmente lo que quiero o no. Pero bueno, a estas dos personas les agradezco mucho el haberme brindado esos espacios compartidos y por supuesto, a ellos no les puedo decir que fueron un fracaso mio, por el contrario, fue poco el tiempo que se compartió pero los disfrute mucho y les agradezco por ello.

La familia estuvo bien, las amistades con altibajos pero de eso no me puedo quejar, en general todo estuvo bien.

Y ya, este cierre de año miro en una retrospectiva y puedo observar que logré grandes cosas, así que es motivo de orgullo cerrar este año y darle la bienvenida a otro con la satisfacción de que se cumplió el deber y de que a pesar de unos pequeños percances, todo salió a pedir de boca. Este año que viene promete nuevas vivencias que anhelo con ansias poder disfrutar y vivir. Espero que también este proyecto siga en camino y estaré comprometido de que sea así.

No me queda por desearles un muy feliz año 2012 y que todos los propósitos de vida para este nuevo año se realicen de manera satisfactoria.

No hay comentarios: